« Cronoescaladas BTT | Inicio | Justicia ya: caso Enaitz Iriondo »

La Ítaca de Aitor

por biker | 24 Enero 2008

Fue el ganador de la Vuelta a España en 2002. Seis años después ha sido dos veces detenido por la Policía. Una vez, por conducir bajo los efectos del alcohol y la cocaína y otra, por contratar supuestamente a tres sicarios para dar una paliza a tres promotores inmobiliarios de Alicante. Además, es evidente que ha engordado bastantes kilos. Es Aitor González, genio y figura hasta la sepultura, como dirían algunos.

Pero ¿qué es lo que le ha sucedido a un sacrificado deportista para convertirse, de repente, en un civil de dudosa conducta? Muchos dirán que siempre ha sido un bala perdida, que le gustaba tocar la guitarra en la playa hasta altas horas de la madrugada en los días previos a los entrenamientos o que frecuentaba las fiestas más descarriadas del pelotón ciclista. Yo tengo otra opinión y me inclino a pensar que tantos años de esfuerzo y disciplina por estar en la élite de nuestro deporte le pueden volver loco a cualquiera que no tenga una buena dosis de sana cordura.

Aitor no es una excepción. Antes vinieron otros nombres que todos conocéis: Marco Pantani, El Chava Jimenez o nuestro waterpolista Jesús Rollán. Espero que el ex del Euskaltel, del Fassa Bortolo y del Kelme acabe mejor. Lo que le ha sucedido es que, simplemente, ha explotado por tantos kilómetros de amargura acumulados en sus piernas. Tanta batalla pirenaica, tanto madrugón, tanta presión… La retirada es para muchos un alivio. Para otros, un momento para recuperar el tiempo perdido. Y ahí quien tira por la calle del medio para llegar antes a su particular Ítaca.

Categorías: Curiosidades, Noticias | Ninguna Pedalada »

Comentarios