« Más de la Quebrantahuesos | Inicio | La Molina-Grandvalira gratis »

Mis consejos para la Extreme Bardenas

por biker | 24 Junio 2008

El próximo domingo se celebra la Extreme Bardenas, en la localidad navarra de Arguedas. Después de haber participado en tres ocasiones (en 2001 hice un puesto bastante bueno), este año no podré estar en este desafío del desierto, pero os voy a brindar unas fotografías y unos consejos para que podáis sobrevivir a un reto que os obligará a pedalear más de 5 horas bajo un sol de justicia y un calor asfixiante.

LA DISTANCIA
Ojo que este año, el Club Ciclista Arguedano ha preparado un nuevo circuito con 15 kilómetros más de lo que venía siendo habitual. Esto os obligará a ciclar con más preocupación para que no aparezca, como dice nuestro amigo Perico Delgado, “messie Mazo”. Lo que os quiero decir es que comáis y bebáis en abundancia. No abuséis de desarrollo. Las Bardenas es una tierra donde uno puede mover plato con alegría, pero a la larga acaba pasando factura. Así que más vale más cadencia y menos potencia…

EL PERFIL
La Extreme Bardenas es una marcha muy llana. Pero este año se añaden unas cuantas tachuelas que, dicen, van a hacer daño. La primera está situada en el kilómetro 25. Son algo menos de 3 kilómetros con un desnivel máximo cercano al 19-20%. Ojito al parque. Después vendrá otra más corta y en el 44 tendréis que hacer la subida inédita a La Negra. Afirman que tiene rampas del 25% y que muchos la van a tener que escalar desmontados. Vosotros nada, a pinón grande y plato pequeño que de la bicicleta uno no se baja si no es por fuerza mayor.

Después vendrán dos clásicos: la Bajada de las Yeguas (en sentido ascendente, por lógica) y la archifamosa Virgen del Yugo. A mí, particularmente, se me hace más agónica la primera, aunque la segunda es muchísimo más dura. Vamos por partes: en la Bajada de las Yeguas pesa mucho el factor psicológico: vas viendo lo que todavía te queda por delante. Además, sueles arrancar confiado porque el desnivel es soportable y vas subiendo piñones poco a poco, hasta subir casi parado porque ya te has vaciado. Esto, al menos a mí, me acaba minando. Así que me imagino que lo mejor es no levantar la cabeza y subir a ritmo.

La Virgen del Yugo ya es la leche, porque llevas una paliza de casi 100 kilómetros sobre las piernas. Mi primera vez fue un infierno, porque cometí el error de ir a saco en el terreno previo, una zona de la que quiero que os acordéis. Es un tramo de unos 2 ó 3 kilómetros que empieza después de una gran curva a derecha en la que hay un avituallamiento. De pronto giras a la izquierda y atacas directamente un pared inclinada de roca. Después vienen 2.000 metros de subida camuflada. Parece que no subes muchos, pero tiene desnivel. Si en esta zona váis con desarrollo, es muy probable que el Yugo os pase factura. Así que dosificar y darlo todo cuando ya estéis en la cuesta de la Virgen y no antes.

EL AGUA

Llevad pastillas para mineralizar el agua. En mi última participación (2006) hizo entre 30 y 40 grados y el agua que nos daba la organización era de mineralización débil (marca Alzola). Consecuencia: cuando me bajé de la bici estaba casi deshidratado pese a haber bebido litros y litros. Aunque me encontraba bien, veía borroso. Una amiga experta en nutrición me dijo después que era producto de la falta de minerales.

LA METEOROLOGÍA
Aquí llega donde la matan. A mí, personalmente, me preocuparía más el viento que el calor, pero es porque soy un bicho raro y me encanta ciclar con sol. Soy muy friolero. No me quito el chaleco cortavientos si no hace más de 25 grados. Prepararos para pasar mucho calor. Gafas oscuras, piernas depiladas (sudas mucho mejor) y crema de protección (obligatorio, sin duda). Respecto al viento, reza para que no aparezca. Si lo hace, pégate a la rueda del tío más corpulento que veas. Yo he corrido dos años con muchísimo calor y uno con bastante viento. Las previsiones anuncian buen tiempo, al menos a priori.

CUIDADO SI RUEDAS EN PELOTÓN
Si te adhieres a algún grupo numeroso ten cuidado porque hay bastante novato y te puedes llevar un susto.

A DISFRUTAR
Mi último consejo es que no vayáis a competir más que contra vosotros mismos. Gozar, porque Las Bardenas tiene un paisaje sobrecogedor. Además me encanta la sensación de ciclar tantas horas seguidas, con ese calor que te empapa el cuerpo de sudor y que hace que casi no orines durante toda la prueba.

Categorías: Aventura | Una Pedalada »

Una Pedalada to “Mis consejos para la Extreme Bardenas”

  1. Alex Agullo dice:
    25 Junio 2008 a las 4:11 pm

    buenos consejos no te preocupes los intentare seguir, espero que el proximo año estes de nuevo en las bardenas.

    saludos

Comentarios